Mayonesa Thermomix

  • Receta de Mayonesa

  • Mayonesa de Huevo

  • Mayonesa sin Huevo

  • Mayonesa Light

  • Mayonesa Thermomix


  • "Mayonesa Thermomix"

    Receta de Mayonesa Thermomix


    Aprende a hacer mayonesa casera con ayuda de tu Thermomix, ya verás que es realmente fácil de preparar y el resultado es estupendo, una mayonesa bien sabrosa.

    Ingredientes:

    - 250 ml de aceite de girasol o aceite suave
    - Un huevo grande
    - Un chorrito de zumo de limón o vinagre
    - Una pizca de sal




    Preparación:

    Si tienes una Thermomix en tu cocina y te gusta utilizarla para hacer todo tipo de recetas, te mostramos ahora como preparar una rica mayonesa casera, una salsa ideal para acompañar muchos platos. Es una receta muy sencilla de hacer y que apenas te requerirá tiempo de preparación ni ingredientes, así que siempre podrás hacerla en el momento de necesitarla. Vamos con la receta al detalle.

    Para empezar echamos en el vaso de la Thermomix un poco de sal al gusto, un chorrito de zumo de limón recién exprimido o un poco de vinagre y el huevo, con cuidado que el interior del mismo no entre en contacto con la cáscara por fuera, ya que podría hacer que en la mezcla hubiese algún tipo de bacteria, y programamos el robot de cocina para batir todo a una velocidad más bien baja, por ejemplo 3 o 4, durante unos 15 segundos, para que todos los ingredientes queden bien mezclados.

    A continuación ponemos el cubilete sobre la tapadera del vaso de la Thermomix, y lo llenamos de agua para que no se levante la tapadera. Después vamos a programar a la misma velocidad anterior, pero esta vez sin tiempo programado, y vamos vertiendo el aceite para que se vaya mezclando poco a poco mientras se baten todos los ingredientes.


    A medida que se vaya integrando el aceite la mayonesa se irá espesando poco a poco, y en 4 o 5 minutos estará bien hecha. Podemos servirla o emplearla en el plato donde la necesitemos recién hecha, que es lo ideal, pero si no la consumimos inmediatamente lo mejor es dejarla en un recipiente cerrado en un sitio fresco o en la nevera, para que se conserve bien. No debemos comerla pasadas 36 o 48 horas desde que se prepara, tenedlo en cuenta.